Editora de Papalota Negra y consultora freelance. Escribo, traduzco y hago malabares. Nací en Honduras y crecí en road trips por Costa Rica, Guatemala, El Salvador. Las fronteras, el carro, el calor y las paradas estratégicas en el Golfo de Fonseca eran eslabones para llegar como transeúnte a colonias que nunca fueron del todo mías. Huí a Francia y por cuatro años estudié Lettres Modernes, y volví a San Salvador con poemarios sin terminar y dos novela empezadas. Me metí a estudiar comunicaciones para ver cómo aplicarlo a proyectos culturales, y por un rato fui publicista y me acostumbré a las dinámicas de copywriting y contenidos. Pero cuando volví a la poesía en la serie y el prototipo “Tempestad” con Ulises Vaquerano, nació Papalota Negra. Entre una cosa y otra, me formé en Innovación Aplicada y también completé el Columbia Publishing Course, durante mi “Episodio Nueva York.” Desde el 2015 le dedico mis días hábiles a múltiples proyectos a través de estudios de diseño, agencias de comunicación, productoras y organismos de cooperación internacional. Busco espacios de intersección entre literatura, arte y comunicación; y proyectos colaborativos como Alharaca. 

 

Me interesa representar realidades subjetivas y las distintas impresiones del mundo. Al evidenciar las múltiples expresiones de identidad que existen, contesto los discursos homogéneos y las narrativas dominantes. La correlación entre identidad y territorio es vinculante, y condiciona también las relaciones interpersonales. Las relaciones y la dinámica humana emergen en mi narrativa como un vehículo para llevar esta correspondencia entre percepciones y conceptos arraigados.

Paty Trigueros

Tegucigalpa, Honduras, 1987.

Fragmentos y tránsitos

Artículos publicados